¿Por qué dejamos de dibujar?

Seguro que si echas la vista atrás, a cuando eras una niña, te recuerdas dibujando con tus ceras de colores o tus Alpino, y pasando largos ratos bien entretenida, ¿verdad?

Dibujar formaba parte entonces de una actividad espontánea, que iba evolucionando poco a poco;

  • Con año y medio empezaste a garabatear. No sabías leer ni escribir, pero pintarrajeabas a tope.
  • Con 2 años y medio creabas formas.
  • Con 3 te atrevías con los humanoides.
  • De los 3 a los 6 ya representabas la realidad que te rodeaba, y aprendías sobre el mundo en el que vivías.
  • Entre los 6 y los 10 dominabas el lápiz que no veas.
  • Y seguramente fue a partir de aquí cuando empezaste a abandonar el dibujo paulatinamente.






Por la educación recibida

Se considera normal que un niño de pequeño dibuje mucho, porque es su manera de expresarse, pero según crece no se considera relevante que siga practicándolo.

Mientras que al principio se le da importancia al dibujo, según pasas los años y los cursos, las horas destinadas a lo artístico se destinan a otras materias.

No se considera importante para el día de mañana, para “ganarte el pan”.

Y esto lleva a pensar que no merece la pena seguir dibujando y queda infravalorado. Si todo a tu alrededor le quita importancia, ¿para qué vas a seguir con esta actividad?

Entonces, seguramente, acabarías diciendo lo de “yo no se dibujar”. Pero, ¿acaso lo decías de pequeña? No, directamente te lanzabas a ello, y lo cultivabas día a día.

Por la forma de gestionarlo

El dibujo se ha asociado siempre al arte, con un fin artístico. Esto condiciona nuestra manera de mirar nuestros propios dibujos y los que nos rodean, calificándolos de “buenos o malos” en base a los cánones estéticos, a la perspectiva, etc.

Algo que se aconseja si tienes miniwinis por casa, es que no los guíes cuando estén dibujando, el dibujo debe de ser libre, si queremos que sea su forma de expresarse, no lo compares con esteriotipos ni otros modelos.

No le corrijas cuando dibuja, no juzgues sus dibujos ni en sentido positivo ni negativo, aunque te represente con dos cabezas y 8 manos, quien sabe, ¡igual es porque te ve como una superwoman!

Al corregirlo, lo que consigues es hacerle creer que no sabe dibujar, y le condicionarás siempre a buscar la aceptación del adulto, lo que le pondrá barreras a su capacidad, y al llegar a la preadolescencia quedarán paralizados frente a la hoja en blanco. Se les ha condicionado tanto que no son autónomos.


razones dejamos de dibujar de adultos


Beneficios de la ilustración:

1- Da una visión más amplia de la vida, Abre la mente y hace afrontar las cosas de diferente manera.

2- Es una fuente de expresión personal.

3- Es una herramienta comunicativa voluntaria o involuntaria, ya que puede servir como terapia para expresar emociones que están enquistadas.

4- Cultiva la motivación interior y la confianza en uno mismo.

5- Es un medio para resolver problemar o visualizar nuevas ideas.

6- Al dibujar, tu mirada es más profunda, te paras en los detalles, en el funcionamiento de las cosas, estimulando así la imaginación.

7- Ayuda a concentrarse.

8- Ayuda a mejorar la memoria.

9- Si no dibujas, siempre podrás garabatear, ya que consigue reducir la ansiedad, y te hace concentrarte en una sola cosa. Por ejemplo, hay estudios que dicen que garabatear en una reunión ayuda a recordar, a procesar la información y a buscar soluciones creativas.

10- Dibujando te muestras como eres, sin máscaras. Y no hace falta un lápiz para eso, dibujas en el aire cuando gesticulas, cuando te peinas o cuando te maquillas.

Desde aquí sólo te animo a que no lo dejes, nadie deja de escribir porque tenga mala letra, y al final no hay tanta diferencia, ambos son grafismos, por lo que, si sabes escribir tu nombre, puedes dibujar.

¿Y tú, sigues dibujando, disfrutas haciéndolo,  o lo dejaste aparcado años atrás?

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.