10 tipos de compañeros de trabajo

Estarás de acuerdo conmigo en que se pasa más tiempo con los compañeros de trabajo que con la propia pareja, o familia. Y es que al final, tantas horas al día, hacen que te conozcas al dedillo las virtudes y debilidades de cada uno de ellos.

Yo, hace años, formaba parte de un gran equipo de personas que trabajábamos en una gran oficina, ahora sólo cuento con un único compañero de trabajo, como te conté hace poco.

Por eso, recordando esa etapa, quiero mostrarte 10 tipos de compañeros de trabajo, 10 estereotipos con los que seguro tú también has pasado largas jornadas laborales:

  • 1- LA FASHION VICTIM

Lucirá siempre pelazo y los modelitos más trendy. Pasea estilosa por la oficina y tú mientras te harás dos preguntas.

La primera; cuántos ceros más tiene su nómina, porque a ti no te llega ni para el cordón de su zapatilla, y a qué hora se levanta para lucir así de estupenda cuando tú llegas con el legañote todavía pegado.

  • 2- EL RUIDITOS

Hace ruido al sorber, al masticar, le da continuamente al clic-clic del bolígrafo, tararea alguna canción espantosa, de esas que se pegan más que un chicle, o peor aún: es una especie de ventrílocuo que se pasa el día canturreando sin mover ni un ápice los labios, ni que fuera Jose Luis Moreno en sus mejores tiempos; Te desquiciará ya no sólo oirle, sino verle.

  • 3- EL PENURIAS

Acércate a él lo menos posible, diría yo que para lo imprescindible, si intentas conversar con él un lunes, acabará arrastrándote a ti a la depresión de los 5 días que te quedan por delante, y si le comentas que ya es viernes se lamentará porque va a llover todo el finde, o que total, enseguida llega el lunes…

Huye de él como del café de máquina a primera horita de la mañana.

compañero de trabajo pesimista

  • 4- LA COCINILLAS

Mientras tú te llevas un triste plátano para almorzar, ella llevará plátano también, pero integrado en un super bizcocho, con pintaza, muy esponjoso, que también tendrá pepitas de chocolate y estará que te mueres. Ni qué decir si comes en la ofi con ella, su menú será digno de Masterchef.

Se aconseja quedarse a comer con ella, verá tu insulso puré, y serás invitada al festín de sabores que ha preparado en un periquete porque según ella: «Es fácil, fácil de hacer».

  • 5- EL MENOPÁUSICO

No habrá forma de acertar con la temperatura justa. O se queja de frío, o se pone a sudar como un pollo.

En su mesa de trabajo encontrarás tanto chaquetas de lana como abanicos, y a veces usará las dos cosas a la vez, será una especie de Falete abrigado.

  • 6- LA PRINGADILLA

Suele ser la becaria, la de prácticas, o la última incorporación a la plantilla. Quiere demostrar todo lo que vale, y mete más horas que un reloj.

Cerca de su mesa suele haber una tiendita de campaña, que en ocasiones usa para echar una cabezadita. Se dejará la piel en todo lo que haga y sin perder la sonrisa, aunque con ojeras perpetuas.

Debo decir que yo pertenecí a este colectivo durante una temporada.

compañero de trabajo practicas

  • 7- LA TIKIS MIKIS

Tiene el sentido del oído más agudizado que un perro, es más, oye hasta los silbatos esos que para el resto de los humanos son silenciosos. Por lo que da igual al mini volumen que te pongas la música en tus cascos, ella la oirá desde la otra punta y por supuesto se quejará.

Nota: Por una buena convivencia, se aconseja alejar a la tikis, del ruiditos, alta incompatibilidad de caracteres.

  • 8- EL BOMBERO APAGA FUEGOS

Todo el mundo acude a él para solucionar absolutamente todo, desde una duda con un programa informático, que el servidor se ha caído, que la impresora se ha atascado, hasta como arreglar la máquina de café.

Vamos, una especie de MacGyver pero con corte de pelo menos greñudo; en la oficina será adorado por todos.

  • 9- LA PERFUMADA

Debe gastar al menos un bote de perfume al mes, y lo de «unas gotitas», ella lo sustituye por  «unos litritos», porque es tal su halo, que sabes que llega a la oficina desde que está aparcando el coche.

Evitarás pasarte por su mesa para consultarle algo, y lo harás vía mail para no caer fulminada desde primera hora de la mañana.

  • 10- EL TOCAPELOTIS

Se organiza tan mal que siempre va a contrapié, pidiéndote que le pases el proyecto con un par de modificaciones de nada, que se le había pasado comentarte, sí, de esas que harán que te quedes metiendo horitas junto a tu compi la pringadilla.

Este perfil de trabajador, también es muy asiduo a plantarse detrás tuyo, frente al ordenador, y tratarte como una herramienta virtual:

«Pon ese logo más grande»; «Destaca más ese titular»; «Gira un poco ese gráfico, más, un poquito más, así, así…»

¿Hay en tu oficina o lugar de trabajo alguno de estos perfiles? ¿Echas en falta alguno?

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

6 comentarios en “10 tipos de compañeros de trabajo

  1. cristina

    A mí me falta el mal oliente, ese que parece que nunca lava la ropa y deja un rastro al pasar. También reconozco que soy muy tiquismiquis con los olores y enseguida me llega el mal olor.
    Y seguro que el que siempre necesita que le ayuden para todo y no se pone a pensar un poquito antes de pedir ayuda jiji

      1. Eva

        Pero de vez en cuando alguno visitaba la oficina, haz memoria, ja, ja, ja!!! Yo he echado de menos al trepa; al compañero megáfono (ése que tiene que echar bando de todo lo que hace); al guiness (el que hace todo y mejor que nadie); al sanguijuela (que te chupa hasta la sangre); al fantasma (el que presume de todo); al escapista (el que huye cuando hay un marrón y no le encuentras ni a 100 kilómetros a la redonda); el antenas (el que está al loro de todo lo que dice para contárselo a los jefes)… en fin, hay una fauna de lo más variada, la verdad

      2. Madre mía, Eva, cómo se nota quién es aquí la periodista, ¡cuántos perfiles más, y todos geniales y reales!, como la vida misma.
        Que sepas que tú pertenecerías a la compi ideal, ¡qué bien me lo pasaba contigo! Un beso.

    1. ¡María! Tú serías la antítesis de «El penurias», porque siempre estabas contenta, positiva, y con músiquita de buen rollo casi siempre, que aún recuerdo cuando se murió la Jurado, y tú le hiciste una especie de memorandum, con sus canciones ese día… ¡Seguro que tu compi de El Balcón de Mateo está de acuerdo conmigo, un beso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.