10 modas que no deberían volver

¿Cuántas veces has oído aquello de «Todo vuelve, la moda es cíclica»? Seguro que unas cuantas.

Luego ves fotos del pasado y piensas: Casi mejor que ésto no vuelva, porque menudas pintuquis…

Por eso, seguro que estás conmigo en que ésto que en su día fue tendencia no debe volver nunca, jamás de los jamases:

  • 1- TIRANTES «TRANSPARENTES»

Ya no había excusa para no ponerte ese top sin tirantes o esa camiseta escotada por detrás, te ponías el suje con sus tirantes «invisibles», y además de apretarte las carnes como si fueras una butifarra, brillabas más que un árbol de Navidad, vamos, super invisible…

En serio, ¿qué mente ingeniosa inventó ésto?

  • 2- CORTE PELO CENICERO

Éste era el corte de pelo que más triunfaba entre el público masculino. Consistía en dejar el pelo muy muy cortito, pero a la altura de la coronilla, alrededor de la cabeza, se dejaba un senderito de pelos que se peinaban hacia arriba. Todo ésto con buena dosis de gomina.

Era como un cenicero, o un nido, y nunca mejor dicho, porque podías llevar un huevo ahí arriba que llegaría sano y salvo.

  • 3- CEJAS ULTRAFINAS

Si ahora estamos en la época de cejas alfombra, bien pobladas, hubo un tiempo en que las pinzas depilatorias trabajaban de lo lindo, tanto es así que llevar dos hilitos por encima de los ojos era lo más.

Quedaba horrible, y daba al rostro una expresión muy rara, y ya cuando el sector masculino también aplicaba esta tendencia, daba mucho miedito.

  • 4- MEDIAS BRILLOSAS

Llegaba el buen tiempo, te ponías un vestido y veías que estabas más pálida que el sobaco de un vampiro.

No problem! Te agenciabas unas medias brilli-brilli de nylon, 8 tonos más bronceados que tu amarillenta piel de Simpson, tal y como te aconsejaba la dependienta y ya podías lucir piernas. Piernas y brillo, porque con eso resplandecías más que el mísmisimo Sol.

modas que no deberían volver

  • 5- PEINADAMENTE DESPEINADA

Hubo una época en que todas las chicas nos cortamos la melenaza que teníamos para dar paso a un corte de pelo super innovador.

Por delante te dejaban un flequillo largo y pegadito, como si te hubiera lamido una vaca, y por detrás iba corto y alborotado, como el culillo de una gallina.

Todo con bien de gomina super efecto mojado. Era un corte de pelo bestial de feo.

  • 6- CALENTADORES

Si lo tuyo no es la danza, ni el baile, ésto no debería haber existido nunca en tu armario. Hay que ver el daño que causó la peli «Fame» en los 80, y que luego se volvió a repetir aquí con la serie «Upa dance».

«Morenitaaa, muchachita, esos calentadores me dejan muertitaaa…»

  • 7- MECHONES EN LA CARA

Da igual la largura de pelo que tuvieras, si te llegaba por debajo de las orejas o por la espalda, la regla era unánime para todas; si te recogías el pelo con una coleta, o moño, siempre super tirante, eso sí, tenías que sacarte un par de mechones por la cara.

Si iban bien pegaditos y encima engominados, tú sí que estabas en la cresta de la ola.

  • 8- PINCITAS DE COLORES

Esa época en la que te ponías todas esas pincitas de colores diferentes por la cabeza, lo de «menos es más» no entraba dentro de las reglas a seguir.

Era llevar como todo el escaparate de pinzas en la cabeza, alineadas, como si de una diadema de maripositas se tratara, «¡Oooh, qué mono» – pensarás. Pues no, era muy chungo.

¿El toque final? Sí, has acertado, los dos mechones cayéndote por la cara.

  • 9- BOTAS BLANCAS

Por favor, por favor, de todo este listado, pido con fervor que ésto no vuelva. El calzado blanco sólo es admitido si te casas, y nunca en botas, claro.

Podías ir monísima, pero en cuanto te enfundabas las botas blancas, te convertías en la choni number one, tanto, que pasabas a llamarte «la Jessy» al instante.

  • 10- CHÁNDAL CREMALLERAS

¿Te acuerdas de los chándal Adidas con cremalleras? ¡Cómo triunfaron!

Empezaron con las rayas blancas, y acabaron sacando de todos los colores. Pero la clave estaba en las cremalleras de detrás.

Si eras de las molonas de la clase, las llevabas abiertas del todo, para que por delante pareciera que llevabas pantalones de campana de chándal, lo más fardón que pudiera haber, claro, si eras un poco más pringadilla, como yo, las llevabas más cerraditas.

Luego las cremalleras evolucionaron hasta el chándal con corchetes, con eso sí que te sangraban las retinas…

Lo peor de todo, es que debo admitir que caí en el uso de alguna de estas atrocizades, ¿Tú también? ¿De cuáles?

¿Qué otra moda quisieras desterrar para siempre?

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

7 comentarios en “10 modas que no deberían volver

  1. Sergio

    Joderrrr que épocas pantalón de chandal con cremalleras abiertas y zapatillas hiper anchas Que pintassss!!!! Ya lo de los pantalones por debajo del culo ya era el horror del chandal. Que no vuelva 🙂

    1. ¡Hola Sergio! Ya… lo de las zapatillas super anchas me acuerdo que había gente que hasta se metía calcetines para que la lengueta quedara mega abultada. Lo dicho, que no vuelva, que no vuelva…

  2. Elena

    No has dejado títere con cabeza,e?la verdad es que me he reído un montón recordando todas las modas, y en más de 4 ya me ubico,pero no confesaré cuales,jeje.
    Un abrazo!!!!

  3. Pingback: 7 ideas para las paredes de una habitación infantil - saludos al pollo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.